El paisaje entre Matet y Pavías a través de los mapas

Descripción

Tradicionalmente, la cartografía ha constituido el soporte en el que se ha representado la información sobre el territorio. Los mapas, sobre todo los topográficos, la información por medio de distintos sistemas convencionales de representación: manchas y tramas para las superficies, líneas de distinto trazo y color para la representación de redes, texto para la identificación de lugares (topónimos). Por medio de la lectura de mapas es posible identificar elementos del paisaje. Es más, con la utilización de mapas históricos se puede reconstruir y entender el paisaje actual; en ellos, están representados elementos que, en la actualidad, están subyacentes en el paisaje y no son tan evidentes como antaño.

En consecuencia, con la documentación cartográfica histórica se puede seguir la huella de los cambios en el paisaje por medio de la simbología de representación y de los nombres (topónimos) asignados a los lugares. Existe una serie de nomenclaturas que son de fácil reconocimiento como los referidos a las redes de drenaje (barranco, río, rambla) a las características topográficas y geológicas (picos, cuevas, llanos); sin embargo, otras van asociadas con características de más difícil reconocimiento y, también, con actividades del hombre que son menos comunes en la actualidad o que, incluso, ya han desaparecido de los lugares representados en los mapas.

El itinerario propuesto por el término municipal de Matet propone el análisis del paisaje actual por medio de la lectura de cartografía histórica de hace más de cien años. Esa reconstrucción se realiza teniendo en cuenta tres grupos temáticos de la representación cartográfica:

1. Nombres que identifican propiedades relacionadas con dirección de las monatañas y la insolación: solanas y umbrías.

2. Topónimos que se refieren a paisajes con vegetación dominante: alcornocales, lentiscares, quejigares.

3. Nombres que se relacionan con la topografía y la disposición del relieve: altos, hoyas.

4. Trazados y localización de elementos que identifican elementos del paisajes relacionados con las actividades productivas y las vías de comunicación: corrales, caminos entre poblaciones, norias, acequias, corrales.

El itinerario propuesto, que se realiza entre las poblaciones de Matet y Pavías, utiliza la cartografía histórica para explicar su apariencia actual. Para ello se combina la información contenida en el mapa de Matet fechado en 1909 y en el de la primera hoja topográfica de la zona impresa en 1952. Iniciando en las inmediaciones de Matet y de trazado circular, el Itinerario reconstruye dos antiguos caminos que conducían a Pavías. Sobre su recorrido, los distintos puntos de observación (nueve paradas explicativas) se centran en la interpretación tanto de los elementos representados en los mapas (acequias, tramas de cultivos, vías pecuarias, casas y corrales) como en la toponimia que identifica la presencia de singularidades del paisaje (Hoyas, Salinas, Solanos, Rebollares). El itinerario se realizará a pie con una dificultad entre baja y media. El vehículo de apoyo acompañará a los participantes en gran parte del trazado.
Localización y trazado general
matet_pavia1 matet_pavia2
Páginas WEB

Publicaciones

Mapa

Descarga el archivo kml de la ruta (botón derecho sobre el enlace > guardar enlace como)

Serra Gelada

Descripción

La Serra Gelada, dentro de la comarca de la Marina Baixa, está considerada como uno de los primeros “parques acuáticos” de la Comunidad Valenciana. Formada por un impresionante relieve que se alza desde la planicie de Benidorm, Alfàs del Pi y Altea, da lugar a un frente litoral constituido por acantilados de más de 300 metros.

El origen, tanto de la Sierra como de los islotes Mitjana y la Isla de Benidorm, que podremos divisar desde nuestra elevada posición, es tectónico, posiblemente del comienzo del Plioceno (período Neógeno que terminó hace 2,58 millones de años). El acantilado está formado por materiales de diferente resistencia a la erosión, como areniscas calcáreas o calcarenitas, más resistentes, así como margas más erosionables. Esto confiere a la estructura del mismo un aspecto característico en el que se alternan morfologías de sucesión de cantiles y taludes que lo convierten en un paisaje singular.

La estribación occidental de la Sierra, formada por los enclaves del Tossal de la Cala, la Punta Canfali y la propia isla de Benidorm, constituyen una zona de costas bajas arenosas que dan lugar a las playas de Llevant y Ponent.

Dentro de los puntos de interés que presenta la Sierra, además de su valor botánico que le hace compartir ciertos endemismos con el vecino Peñón d´Ifach, destacan las fallas de la Punta de l´Escaleta y de la Punta de l´Albir, la presencia de dunas fósiles de difícil acceso y las cuevas de origen kárstico, entre las que podríamos mencionar la cueva del Faro de l´Albir, recientemente explotada y destacable por la presencia de estalactitas y estalagmitas en su interior.

Igualmente interesante es la Isla de Benidorm, cuyo perfil y buzamiento delatan su continuidad estructural con la Sierra favoreciendo de este modo la interpretación global del paisaje que veremos. En la actualidad, la isla no tiene una población estable aunque en el año 1834 sirvió como refugio a varias familias de Benidorm y Villajoyosa que huyeron de sus poblaciones ante la epidemia de cólera que amenazaba con destruirlas.

El itinerario se ha dividido en tres sectores con dos puntos de observación en cada uno de ellos. El primero comienza en un desvío del Sendero de la Barrina (camino que se toma a partir de la CV-753) donde iniciaremos la ascensión de la Sierra bordeando los acantilados. A lo largo del sector, veremos parte del corredor que se forma desde Altea a Benidorm y la aglomeración de edificios que ocupan gran parte de la costa, dando una idea de la presión urbanística que ha venido sufriendo la zona en los últimos años. En este sentido, la construcción de la depuradora en un punto elevado y dentro de los límites del parque, permite que se abaraten los costes de abastecimiento a la población. Además, la ubicación de la desaladora en ese mismo punto permite reducir los elevados índices de salinidad del agua tratada en la depuradora, de manera que pueda utilizarse para regar los cultivos.

El segundo de los sectores nos conducirá hasta el repetidor, vértice geodésico de la Sierra situado a 435 metros de altitud. Desde esta altura, veremos la Illeta de Penyes d´Arabí, las Ensenadas o Bahías de Altea y de Ifach así como el propio Peñón al fondo. Las vistas a lo largo del tramo y principalmente desde este punto, permitirán que tengamos una perspectiva general de la formación del paisaje que conforma la Serra Gelada.

El tercer y último de los sectores inicia el descenso hasta la Playa de l´Albir, punto final de nuestro itinerario. Tomaremos una senda que nos aleja de los acantilados para introducirnos en un pequeño bosquete de pinos y que nos llevará a enlazar con el Camino Viejo del Faro. Una vez allí, y después de atravesar la urbanización Racó de l´Albir, llegaremos a la playa donde podremos darnos un merecido chapuzón.
Localización y trazado general
gelada1 gelada2
Páginas WEB

Publicaciones

Mapa

Descarga el archivo kml de la ruta (botón derecho sobre el enlace > guardar enlace como)

Estructura Serra de la Serrella – Serra de Aitana

Descripción

En el norte de la provincia de Alicante se forma un macizo formado por la sierra de la Serrella, al norte, y la de Aitana, al sur. En ellas se da un paisaje de montaña muy compartimentado, en el que se combina un complicado juego de fallas y estructuras geomorfológicas de entre las que destacan las crestas de la Serrella y los profundos valles al borde de los acantilados de los macizos sobre-elevados. Lógicamente el paisaje dominante es abrupto sobre litologías calizas pero, justamente por esa compartimentación del terreno, se encuentran enclaves de vegetación rara, singular y endémica; formaciones caprichosas de disolución de la caliza (kársticas); procesos geomorfológicos relacionados con el frío como laderas cubiertas por canchales, y singularidades debidas a la disposición vertical de los estratos rocosos formando cuchillos y agujas.

Desde las elevaciones de la Serrella se domina un amplio panorama sobre una fosa por la que discurre el río Seta, que muestra los colores amarillentos del material arcilloso que levantó los más duros de la estructura Serrella-Aitana y ahora convertido en un profundo valle cubierto por cultivos de secano. También, y como consecuencia de los fríos de altitud, quedan vestigios de neveras de hielo junto a zona de prados de montaña, más comunes en la sierra de Aitana. El itinerario discurre por la parte más elevada y accidentada de la Serrella, habiéndose diseñado dos variantes del mismo. Uno de menor dificultad atraviesa las principales singularidades del paisaje de la montaña, mientras que el de mayor dificultad técnica y física, se eleva hasta la zona más alta del plà de la Casa, donde se encuentran los prados de montaña.

En ambos casos, el itinerario se ha dividido en tres sectores de manera que puedan visitarse las características más singulares del paisaje de montaña de la estructura Serrella-Aitana en su parte septentrional, siendo distinto únicamente parte del tercer tramo, dependiendo del grado de dificultad.

El primer sector, que se realiza en coche, asciende las laderas norte hasta llegar a la base de los farallones de la sierra. En su transcurso se observan el conjunto montañoso, la distribución y características de la vegetación e y las singularidades botánicas recogidas en la presencia de micro-reservas de flora.

Durante el segundo tramo, a pie, se asciende hasta los farallones de la Serrella, donde se podrá contemplar el levantamiento de los bloques calizos casi en vertical y las formas que de ellos se derivan. También, desde el pico de la Serrella se tiene una vista de pájaro de la profunda fosa del río Seta, excavada sobre los materiales arcillosos que levantaron el macizo y ahora cubiertos con cultivos tradicionales de secano.

El último tramo, también a pie, se centra en la singularidad del modelado de la roca por hielo y agua. La variante de menor dificultad atraviesa la Serrella hasta la font Roja (donde se podrá ver la disolución superficial de las calizas por el agua), continuando hasta el collado de Borell, lugar de magníficas vistas donde también se encuentran laderas cubiertas por canchales formados por fragmentación de las rocas. La variante de mayor dificultad, alcanza directamente el collado de Borell y asciende, casi en vertical, hasta el plà de la Casa para posteriormente descender, atravesando el canchal hasta el Collado. El plá es un ventisquero en el que la presencia mayor de los fríos permite el desarrollo de vegetación herbácea, además de encontrarse un nevero (o pozo de hielo) de época medieval.

En conjunto, el itinerario tiene una duración aproximada de 4 horas (algo más en la variante de mayor dificultad), sumando un total de unos 9 kilómetros a pié entre sus tres sectores, a los que se han incorporado 11 puntos de parada para observar y explicar la organización del paisaje de la Estrcutura Serrella-Aitana.
Localización y trazado general
aitana1 aitana2

Páginas WEB

Publicaciones

Mapa

Descarga el archivo kml de la ruta (botón derecho sobre el enlace > guardar enlace como)

Rio Serpis – Serra de l’Albureca

Descripción

Los Sistemas Béticos, en su extremo nororiental, cuando finalizan en el Mediterráneo entre las provincias de Alicante y Valencia, forman un conjunto de paisajes caracterizado por la combinación de sierras de poca longitud y valles interiores. Son estructuras geológicas de rocas calizas plegadas que alcanzan grandes desniveles debido a lo abrupto de los macizos. Sobre ellas se han desarrollado proceso geomorfológicos más recientes (en tiempo geológico) entre los que destacan los fluviales, dando lugar al desarrollo de llanos y valles interiores (Valls y Devesas) y encajamientos de ríos y barrancos.

El río Serpis es un claro ejemplo de la construcción de tales paisajes y de la superposición sobre ellos de las actividades humanas utilizando los recursos naturales disponibles, produciendo nuevos escenarios. Ejemplo de ello es la utilización de la vía férrea del antiguo ferrocarril de Alcoy al Grao de Gandia, convertido en la actualidad en vía verde.

El itinerario propuesto es circular iniciándose y acabando en Gaianes, en el que se combina tres tramos en bicicleta a lo largos del río (siguiendo la carrilera del tren) y un tramo de vuelta en automóvil por las sierras de la Safor y l’Albureca. El primer sector atraviesa el piedemonte de la sierra del Benicadell siendo característicos los cultivos de secano levantados en bancales sobre un sistema de pendientes seccionadas por un frente de barrancos que nacen a poca distancia de las empinadas laderas del Benicadell.

El segundo sector discurre entre Beniarrés y Lorxa. En él destaca la apertura del río en un amplio valle que permite, por la mayor fertilidad de los suelos, su cultivo (mayoritariamente árboles de secano) y la construcción de tierras de regadío, destacando la vega en los alrededores de Lorxa. El tercer tramo, posible gracias a la construcción del antiguo ferrocarril, destaca por los paisajes fluviales del encajamiento del Serpis. Junto a la magnificencia de las laderas abruptas se encuentran también vestigios de una antigua y más intensa explotación hidráulica e industrial del río como son azudes, fábricas de luz, fábricas de papel.

El último sector, en coche, atraviesa inicialmente la sierra de la Safor por el Circo de la Safor, una formación geológica singular de pérdida y desprendimiento de la roca caliza que ha hecho un enorme foso en la montaña. Inmediatamente y superados los desniveles, se atraviesa la sierra de l’Albureca desde la que iremos viendo el río Serpis y su encajamiento desde una posición elevada.

En conjunto, el itinerario tiene una duración aproximada de cuatro horas, sumando un total de 42,2 kilómetros entre sus cuatro sectores, a los que se han incorporado diecisiete puntos de observación o paradas que permitirán observar y explicar los paisajes circundantes. Del total, 19 kilómetros se reparten entre los primeros tres tramos que se harán en bicicleta. Los 23 kilómetros restantes se harán en coche a lo largo de las sierras de la Safor y l’Albureca.
Localización y trazado general
albureca1 albureca2
Páginas WEB

Publicaciones

Mapa

Descarga el archivo kml de la ruta (botón derecho sobre el enlace > guardar enlace como)

Sierra de Irta

Descripción

La Sierra de Irta se localiza al NE de Castellón, en la comarca del Baix Maestrat. Formada por una alineación montañosa de altitudes poco elevadas y perteneciente a la Cordillera Costero-Catalana, discurre paralela a la línea de costa a lo largo de 15 km donde encontraremos acantilados, playas y calas.

Las principales características de la Sierra de Irta son, por un lado, que su proximidad al mar ha impedido la formación de grandes barrancos siendo el de mayor longitud el barranco de Irta y, por otro, que la constitución de su relieve por materiales carbonatados del Jurásico y Cretácico y su posterior disolución ejercida por las aguas que entran en contacto con ellos, ha permitido la configuración de una serie de formas de desarrollo externo propias del modelaje kárstico, formas de desarrollo subterráneo caracterizadas por la formación de simas y cuevas y surgencias de agua dulce que constituyen las principales salidas naturales del acuífero kárstico en la zona costera.

El itinerario propuesto discurre a lo largo de la Sierra de manera que permite observar la organización de los diferentes elementos paisajísticos que la conforman destacándose sus partes más abruptas y relativamente poco intervenidas por la acción humana que chocan con la ocupación turística del litoral y laderas con fachada marítima, los marjales, la formación de costas recortadas, calas y abanicos aluviales, así como el característico asentamiento de Peñíscola que la convirtió en una histórica fortaleza irreductible.

En principio, la ruta que se presenta es circular iniciándose y acabándose en Alcossebre. Está organizada como una salida de montaña y playa donde se circundará todo el macizo, principalmente en automóvil. El primer tramo comienza en la Ermita de Santa Lucía y Sant Benet, considerada como uno de los elementos de patrimonio del recorrido que todavía conserva el arraigo cultural en la población donde se ubica y desde donde observaremos cómo se organiza el paisaje de la Sierra de Irta.

El segundo sector discurre por la playa de Alcossebre. Se verán ejemplos del modelado kástico de desarrollo externo con morfologías de lapiaz o pseudolapiaz y procesos geomorfológicos recientes que hacen que se trate de una playa de regresión con el gradual retroceso de los materiales por zapamiento y caídas gravitacionales. Desde el faro de Cala Mundina se continua, por el paseo marítimo, al puerto de Alcossebre, distinguiéndose la “ampliación” del litoral como consecuencia de la artificialidad creada por las nuevas construcciones.

En el tercer sector del itinerario, circula por corredor de la Sierra de Irta. Destaca la organización de los cultivos formados por el aporte de material de las partes altas de la Sierra y la reconversión de los antiguos secanos en regadíos, así como el aprovechamiento que las diversas vías de comunicación han hecho del mismo.

El cuarto se centra en el marjal de Peñíscola, donde destaca la construcción de norias y aljibes que permitían el riego de las huertas en las proximidades del marjal. Aunque parte de la marjalería se ha perdido como consecuencia de la presión urbanística del entorno, en la actualidad ocupa una franja litoral de 60 ha incluidas en la Red Natura 2000. Se continúa por el litoral hasta Peñíscola, ciudad que se sitúa en una península rocosa, en origen unida a tierra solamente por un tómbolo que hacía fácil su defensa y que ocasionalmente se inundaba quedando sepultado bajo el agua del mar. Actualmente, debido a la construcción del puerto y de los edificios, el tómbolo ha quedado fosilizado sin intervención de los agentes naturales que lo formaron.

El último sector permite contemplar la fachada marítima de la Sierra de Irta con la formación de costas acantiladas que dan paso a un paisaje salpicado de pequeñas calas. El recorrido pasa por la Torre de Badum, de origen musulmán y que forma parte de la red de torres vigía destinadas a la protección de la zona. Se continúa desde la torre hasta alcanzar de nuevo la Cala Mundina en Alcossebre.

En conjunto, el itinerario tiene una duración aproximada de 3 horas, sumando un total de 65 kilómetros aproximadamente entre sus cinco sectores, a los que se han incorporado 11 puntos de observación que permitirán observar y explicar la organización del paisaje de la Sierra de Irta.
Localización y trazado general
irta1 irta2
Páginas WEB

Publicaciones

Mapa

Descarga el archivo kml de la ruta (botón derecho sobre el enlace > guardar enlace como)

Sierra del Mugrón – Almansa

Descripción

El corredor de Almansa es una comarca natural situada en el extremo oriental de la provincia de Albacete, que ofrece una extensión de 1.159´4 km2, distribuidos en cinco municipios: Almansa, Alpera, Bonete, Caudete y Montealegre del Castillo.

La comarca constituye un corredor que pone en comunicación el Valle del Vinalopó con los altiplanos de Albacete, hecho que le confiere una morfología de transición entre las tierras mediterráneas y el paisaje de la submeseta meridional.

Su altitud se sitúa entre los 500 y 1.200 metros, con unas cotas medias en torno a los 700 metros, en un área donde entroncan tres grandes dominios estructurales. La mitad meridional de la comarca está formada por varias alineaciones montañosas de dirección SW-NE, que delimitan una serie de valles corredores intercalados. El ángulo nororiental está estructurado por pliegues montañosos de dirección NW-SE, configurando la Serranía de Almansa, que enlaza con los relieves del Macizo del Caroig ya en tierras valencianas. Por último, el sector noroccidental, objeto de nuestra ruta, constituye una serie de altiplanos escalonados, caracterizado por un relieve fracturado con fosas y bloques elevados donde destaca la Sierra del Mugrón y que representa la transición a las vastas llanuras del centro albacetense.

La Sierra del Mugrón constituye una elevación montañosa que se extiende de Norte a Sur entre los municipios de Almansa, Alpera y Ayora. Su origen se debe a una serie de procesos de subsidencia (hundimiento vertical del suelo ocasionado por excavación de galerías o el peso de los sedimentos) y elevación en un área considerada débil desde un punto de vista estructural. Geológicamente, es uno de los afloramientos más importantes del Mioceno (época terciaria) formado principalmente por calizas, cuya sedimentación tuvo origen en un ambiente marino.

Tanto la propia Sierra como su entorno conforman una zona que alberga tres unidades paisajísticas íntimamente relacionadas y que podremos ver a lo largo del itinerario: la sierra propiamente dicha, en la que aparecen mosaicos de sabinares de sabina negral, los cultivos de secano que cubren la mayor parte del paisaje del corredor y, finalmente, la laguna de San Benito.

El itinerario se ha dividido en tres sectores con un punto de observación principal en cada uno de ellos. El primero, comienza prácticamente a la salida de Almansa desde donde bordearemos la parte meridional de la Sierra del Mugrón. A lo largo de este sector, veremos el predominio de la viña y el cereal con manchas de vegetación forestal que salpican el paisaje. Llegaremos hasta el Santuario de Belén, lugar con una importante tradición en el municipio, al ser el principal protagonista de la romería de la Virgen de Belén, celebrada cada año. El segundo de los sectores se prolonga por las laderas occidentales de la Sierra del Mugrón hasta la vecina Alpera, pueblo cuya disposición de calles y viviendas es la típica castellano manchega y donde encontramos diversos elementos de interés como el mercado municipal, la iglesia de Santa Marina y la ermita de San Roque. Mencionar que a las afueras del pueblo existe un pozo de nieve representativo de la arqueología industrial de Castilla la Mancha, declarado bien de interés cultural y que sus principales cuevas son Patrimonio de la Humanidad por considerarse santuarios con pinturas rupestres prehistóricas (arte levantino).

El tercer y último de los sectores será el que también se efectúe en el itinerario a pie y nos conducirá al punto de partida. En este sector, donde presiden las laderas orientales de la Sierra del Mugrón, destaca la aldea de San Benito con su laguna endorreica permanente hasta el siglo XIX donde fue desecada por un canal de drenaje. En la actualidad, la laguna se comporta de forma estacional llenándose sólo cuando las lluvias son importantes. Las últimas ocasiones en que se vio llena fueron tras las intensas tormentas de 1956 y 1984.

Localización y trazado general

serra_mugron1 serra_mugron2
Páginas WEB

Publicaciones

Mapa

Descarga el archivo kml de la ruta (botón derecho sobre el enlace > guardar enlace como)

Las aldeas de Cortes de Pallás

Descripción

Hacia el interior de la provincia de Valencia el paisaje se va organizando en una sucesión de sierras y valles de entre los que destacan el macizo del Caroche, el Valle de Ayora las Sierras de Martés y el Ave y las muelas de Cortes y, de menor tamaño, la del Albéitar, ambas en el municipio de Cortes de Pallás.

Desde la sierra de Martés hasta la amplia meseta que forma la Muela de Cortes su relieve se caracteriza, de norte a sur, por la presencia del sistema montañoso de la misma sierra de Martés, el corredor de Venta Gaeta, la muela del Albéitar, el cañón excavado por el río Júcar y la muela de Cortes.

Aunque el origen de Cortes de Pallás es antiguo, su inaccesibilidad es histórica, siendo la parte del corredor de Venta Gaeta la zona que ha permitido las mejores comunicaciones e, incluso, el desarrollo de actividades productivas más estables. Es por ello por lo que sobre el mismo se localizan la mayor parte de las 8 aldeas de cortes (Venta Gaeta, Los Herreros, Viñuelas y Castilblanques), pues a través de ellas se accede a las poblaciones del valle de Ayora, por el oeste o hacia Buñol, por el este.

La ruta que se presenta es circular iniciándose y acabándose en la aldea de los Herreros (o casas de Herrero). Está organizada para que se puedan ver las tres principales unidades depaisaje como son los espacios naturales, los sistemas de cultivo tradicionales (de secano y regadío) y las aldeas.

El primer tramo comienza en los Herreros, desde donde se caminará por el corredor y los cultivos de secano que lo ocupan. Sobre el mismo corredor se contempla la división geológica entre la sierra de Martés y la muela del Albéitar. El segundo sector discurre entre la aldea de Viñuelas y la de Castilbalnques. Su recorrido se realiza principalmente entre bosques y zonas de vegetación natural. De esta manera se podrá apreciar tanto la vegetación zonal dominante (carrascas, enebros, coscojas, pinares de repoblación) como la vegetación azonal (de ríos y barrancos).

El tercer tramo se organiza entre la aldea de Castilblanques y la de los Herreros. Aunque es el de mayor longitud y mezcla partes temáticas de los dos sectores anteriores, está diseñado para visitar las pequeñas huertas de Castilblanques y Viñuelas. En ellas todavía se pueden observar la organización de los pequeños campos con variedad de cultivos y sistemas de regadíos muy pequeños y modestos.

El itinerario tiene una duración aproximada de cuatro horas. En su conjunto suma una distancia total de algo más de nueve kilómetros. Se ha dividido en tres sectores a los que se le han incorporado siete puntos de observación que permiten paradas para explicar las singularidades de los paisajes circundantes.

Localización y trazado general

cortes_pallas1 cortes_pallas2
Páginas WEB

Publicaciones

Mapa

Descarga el archivo kml de la ruta (botón derecho sobre el enlace > guardar enlace como)

Municipio de Matet

Descripción

Los paisajes de la montaña media mediterránea se caracterizan sobre todo por ser sistemas tradicionales con una larga historia de ocupación del hombre. El itinerario de Matet, bajo el hilo conductor de la distribución de los paisajes a escala municipal, nos muestra esa convivencia entre espacios naturales e intervención secular.

El itinerario se ha dividido en cinco sectores, incluyendo uno dedicado a la diferenciación de suelos, sustrato de máxima importancia en la formación de las composiciones florísticas en superficie, entre las que también se consideran a los cultivos.

El tramo 1 atraviesa un pequeño espacio intramontano de microregadíos, sistema de producción basado en la existencia de alguna fuente de agua, su acumulación en balsas y su uso en pequeñas superficies cultivadas con o sin acequias. El Sector 2 atraviesa zonas de vegetación natural y cultivos de secano abancalados, prestándose atención a las características visuales, dentro del paisaje vertical, de los suelos que sustentan las formaciones vegetales. El sector 3 discurre por un entorno de vegetación “natural”, donde se distinguen las formaciones de alcornoques de las masas de pinos (de repoblación) y donde hay que prestar atención a las condiciones geológicas y edáficas que facilitan el desarrollo de estructuras boscosas tan distintas. El sector 4 sigue en paralelo a la Rambla de Arteas mostrándonos aspectos típicos de la geomorfología fluvial de los aparatos hídricos de montaña como los depósitos y excavaciones de fondo de valle, y los encajamientos en el material calizo característico de la zona. El sector 5, continuando sobre la apertura de la misma Rambla de Arteas al aproximarse al pueblo de Matet y su posterior confluencia con el Río del Regajo, ya como Barranco del Perrudo, nos pone en contacto tanto con sistemas de cultivos tradicionales de secano y regadío como con la actualidad de un asentamiento de población tradicional, Matet.

En su conjunto, el itinerario tiene una duración aproximada de tres horas, sumando un total de 7.030 metros entre sus cinco sectores a los que se les han incorporado catorce puntos de observación.
Localización y trazado general
matet1 matet2
Páginas WEB

Publicaciones

Mapa

Descarga el archivo kml de la ruta (botón derecho sobre el enlace > guardar enlace como)